Hardware para el proyecto de migración de Exchange (físico o virtual)

Revisión 27/08/2019


Parte 6 – Serie de artículos de migración a Exchange 2013 / 2016

Tanto Exchange 2013 / 2016 / 2019 soportan virtualización, la opción a seguir en general depende de la estrategia global de la organización.

A nivel de recursos de hardware se requiere procesador de 64 bits no Itanium, ya sea Intel o AMD, 4GB / 8GB de memoria dependiendo del rol (en caso de Exchange 2013 / 2016) y a nivel de disco 30GB como mínimo en la unidad de instalación teniendo en cuenta también el archivo de paginación ya que este puede ser muy grande dependiendo de la cantidad de memoria RAM instalada.

Nota: En caso de Exchange 2019 hay un cambio específico en cuanto a los requerimientos de memoria RAM, más info en el siguiente artículo:

La recomendación en este sentido es configurar el archivo de paginación de forma estática configurando un tamaño mínimo y máximo en la cantidad de RAM instalada + 10 MB llegando a un máximo de 32778MB en servidores con 32GB o más de memoria (ver artículo anterior por info sobre Exchange 2019).

Sistema de archivos NTFS para partición de sistema y binarios de Exchange.

En el caso de datos como bases, logs de transacciones e índices podemos usar NTFS o ReFS, siendo este último el recomendado teniendo en cuenta de deshabilitar la característica de chequeo de integridad.

A nivel de formateo de las unidades de bases y logs es necesario especificar un tamaño de bloque de 64k.

Más allá de los requerimientos mínimos de hardware que podrían ser suficientes para un ambiente de testing, el dimensionamiento de Exchange implica considerar:

  • Arquitectura de servidores con el rol de Catálogo Global
  • Utilización de servidores físicos o virtualizados
  • Requerimientos de alta disponibilidad / contingencia
  • Arquitectura de roles
  • Aplicaciones de terceros
  • Perfiles de usuario de mensajería
    • Cantidad de usuarios
    • Cuotas de buzón
    • Requerimientos de retención
  • Requerimientos de Backup
  • Cantidad y tamaño de bases de datos (relacionado a la edición de Exchange a utilizar)
  • Carpetas públicas

Los puntos listados son algunos de los aspectos a tener en mente.

El dimensionamiento de Exchange no es tan simple como multiplicar cuota de buzón (tamaño máximo) por cantidad de usuarios, sino que hay varios factores a tener en cuenta. Esta es una etapa fundamental en todo proyecto de implementación de Exchange.

En este sentido es recomendable utilizar la calculadora de requerimientos de Exchange, esta herramienta es una planilla de excel que cuenta con varias hojas, incluyendo una para entrada de datos del ambiente específico y otras que incluyen los resultados, recomendaciones, requerimientos, cantidad de servidores, bases de datos y estrategia de respaldos entre otros.

En el ebook 7 errores administrando Exchange se amplia en más detalle cuestiones como el dimensionamiento de la unidad C del servidor así como el dimensionamiento general de la solución.


Ir a la serie de artículos “10 cosas que tenés que saber antes de migrar a Exchange 2013 / 2016


Acerca de Daniel Núñez Banega

Consultor IT especializado en Microsoft Exchange y Active Directory.
Principales Certificaciones: Microsoft Certified Trainer | Microsoft Certified Solutions Expert | Microsoft Certified Systems Engineer | Microsoft Certified Systems Administrator | Microsoft Certified IT Professional | Microsoft Certified Technology Specialist

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *